Estamos de vuelta : TERRA CASTELLAE

jueves, 10 de julio de 2008

Estamos de vuelta

Tras una pausa más larga de lo habitual, retomamos el camino del blog, tratando dos temas de la actualidad reciente.


Parece que han pasado meses, desde la celebrada y magnifica victoria española en la Eurocopa. Tan sólo diez días después, y tras la gran cantidad de tinta vertida y de teclados golpeados con mayor o menor gracia, discutiendo sesudamente las implicaciones políticas de dicho triunfo comprobamos como sus efectos se han desvanecido casi en su totalidad, a fin de cuentas sólo es fútbol (ni más ni menos que el mayor deporte de masas actual).


He apreciado algunos aspectos positivos, como el bautismo laico de plaza roja, a la madrileña plaza de Colón, utilizada en su día por un nacionalismo español en su vertiente más cochambrosa o la recuperación de la bandera española por parte de la sociedad frente a la exclusividad autoatribuida de gran parte de la derecha. Reconozco que me haría mucha más ilusión que se hubiesen enarbolado banderas castellanas, pero bueno, ese es otro tema. También hemos comprobado que no todos los aspectos han sido positivos, y que se ha intentado utilizar políticamente la victoria desde todas las posturas.


Con tristeza observé dos aspectos de la celebración en los que los actores fundamentales fueron los símbolos. Mientras todo el mundo vio con normalidad, que algunos jugadores portasen banderas de Asturias o Andalucía, se palpaba en el ambiente, que portar una bandera catalana no hubiese recibido igual trato. Por otra parte y, como desgraciadamente es habitual, ausencia total de símbolos castellanos. A fin de cuentas la selección la integraban jugadores asturianos, catalanes, vascos, andaluces, canarios, valencianos, mostoleños o fuenlabreños. Curiosamente no participaban castellanos, badaloneses o sevillanos.



El segundo tema de actualidad es el proclamado como manifiesto en defensa del castellano, que en mi opinión no es tal. Leyéndolo podemos observar como en realidad no se propone nada, sino que simplemente se describe de manera sesgada la situación actual. Sin duda es un tema complejo, que deberíamos tratar en profundidad, no en una sino en varias, entradas, pero por no excederme en la actual, quisiera plantear una pregunta. Si los catalanes, decidieran democráticamente renunciar a conocer el castellano y a las ventajas que se derivan, ¿tendrían el resto de españoles derecho a obligarles a que no lo hicieran? La(s) respuesta(s) depende mucho desde el enfoque con el que se plantee la pregunta: legal, político, etc. Aclaro, que no considero que sea la situación actual.


Personalmente, encuentro de mucha mayor preocupación la acuciante disminución del nivel formativo de los estudiantes castellanos, y particularizándolo al ámbito de las lenguas, la limitación léxica y expresiva en su propio idioma, así como el escaso nivel de conocimiento del inglés. Lamentablemente hablar de conocer una tercera lengua, pertenece en la actualidad al reino de la utopía.


Madroño

7 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu análisis. Incluido ese falsa defensa de la lengua del tan traído y llevado manifiesto.
Feliz regreso.

manzacosas dijo...

Hola, amigo. Tan de acuerdo estoy contigo que no me atrevo a añadir nada. Me encanta ese Quijote. Un saludo. Manzacosas

Anónimo dijo...

Simplemente decir que a nadie se le ha prohibido utilizar la bandera española, otra cosa es que se quiera hacerlo. Si es de todos, que todos la utilicen. Por otra parte, no creo que el ser de "derechas" o simplemente cristiano, sea ser "cochambroso". Algunos de "izquierdas" los son más aún. Y por último, lo verdaderamente lastimoso es la "desaparición" de lo castellano en los medios de comunicación.

madroño dijo...

Gracias a todos por los comentarios. A ver si somos capaces de recuperar el ritmo del blog.

Anónimo, ¿en que momento he descalificado a alguien por ser cristiano o de derechas? Me parecen opciones completamente respetables. Si lees lo que he escrito y no interpretas lo que quieres, hablaba de la derecha española en su vertiente más cochambrosa, dando a entender que existe también otro tipo de derecha. Por cierto, es lo que opino, evidentemente nadie tiene porque compartirlo, respecto a las formas y al momento en que se puso la inmensa y exagerada bandera de colón por Aznar. Sobre el tema religioso directamente no he mencionado nada, no sé de dónde lo sacas. Creo que has visto gigantes dónde no hay sino molinos.

Saludos

Saludos

Cientificoloco88 dijo...

Totalmente de acuerdo con la totalidad del artículo.
Mi visión del susodicho manifiesto es la de un documento creado, precisamente, por la clase politica que vería mal haber visto una senyera en esas celebraciones, y con la finalidad de defender el castellano, que por lo visto, para algunos (que dicho sea de paso, no tienen gran idea de la situación real) piensan que en ciertas regiones de España está en gran peligro. Algo que, en mi opinión, dista bastante de la verdadera realidad (y soy un castellano estudiando en una universidad catalana).

Anónimo dijo...

No estoy muy de acuerdo con tu analisis,pueto que era la selecion española la que jugaba la eurocopa no la catalana,andaluza o castellana,a fin de cuentas todos somos españoles(desde hace mas de dos mil años"hispania") y deveriamos estar orgullosos de ser castellanos y españoles.yo soy un fededalista convencido,me gustaria una españa de castellanos(castella como deviera de ser no lo que es hoy),catalanes,vascos,andaluces,asturianos etc...no somos tan diferentes como nos creemos,todos tenemos los mismos problemas,rios,montañas,bueno todo.
un saludo de un alcarreño,un castellano.

Anónimo dijo...

En estos momentos creo que es fundamental, al igual que defender la castellanidad de las diversas comunidades "autonomas" en que nos han dividido, el defender la idea de España. Por que si se confirma ese "estado plurinacional" con Cataluña, Vascongadas y Galicia como abanderadas, los castellanos nos quedaremos irreversiblemente con la etiqueta de "España", cosa con la que en los últimos tiempos los nacionalistas periféricos nos están bombardeando. Porque queramoslo o no, los castellanos en su mayoria se sienten (y me incluyo) españoles. Foris. Saludos.