De lobos, pastores y tradición : TERRA CASTELLAE

lunes, 5 de noviembre de 2007

De lobos, pastores y tradición


Después de un par de días de asueto perdido en las montañas, gracias a Caelio nos enteramos de un mensaje publicado en Pax Celtíbera.

El texto publicado es una preciosidad, no sólo por el romance que recupera parte de la tradición oral de la sierra norte madrileña; sino por la explicación posterior que es una delicia para leer.

Destacaría la importancia que tenían las rutas de trashumancia para la comunicación de tradiciones y de unión cultural:

La Sierra Norte está atravesada por la Cañada Real Segoviana, a la que confluyen numerosos ramales de menor entidad(cordeles y veredas). Todavía hoy se recuerda a los pastores trashumantes, algunos que venían de paso desde la Extremadura hacia el norte de Castilla y otros que, viviendo en los pueblos de la sierra, bajaban al sur al llegar el invierno siguiendo las mismas rutas.


Me parece reseñable el recuerdo que hace de la utilización de los animales domésticos:

Las vacas solían usarse, además de para carne y leche, para realizar las labores del campo (arar, trillar), a diferencia de lo que ocurría en municipios del sur de Madrid, como Nuevo Baztán, donde mi padre siempre cuenta que se usaban grandes mulos para estos menesteres.


Otro tema interesante es la terminología que se empleaba:

A la hora de tirar de los carros, cuando el peso era excesivo o el carro se atollaba y el tiro ordinario no podía con el, se añadía un animal de apoyo que, según el diccionario de la RAE, se llamaba encuarte pero que aquí llamaban “encuarta” (a lo mejor porque era una vaca), y en el carro solían llevar siempre una cadena (la “cadena de la encuarta”), para cuando era necesario, en medio del monte, pedirle a un vecino prestada una vaca para que echara una mano.


Y finalmente la desaparición no sólo de una profesión milenaria sino también de las razas autóctonas tanto animales domésticos como del lobo:

Actualmente son muy pocas las cabras y ovejas que quedan en la sierra (y eso que, la provincia de Madrid cuenta, al menos, con tres razas autóctonas: dos ovejas, la Rubia del Molar y la Colmenareña, y una cabra, la Guadarrameña), habiendo sido sustituidas por vacas de carne que pastan en régimen extensivo, mayoritariamente, las razas francesas(…)


Antiguamente el lobo debió de ser frecuente en la Sierra.
Antes de la Guerra, los vecinos de Prádena del Rincón se tuvieron que juntar a los de la Puebla de la Sierra para dar caza a uno que, “se encamaba en lo de la Puebla, pero hacía la lobada en Prádena” (Horcajuelo de la Sierra) y, en Bustarviejo, se recuerda que el abuelo del abuelo contaba como los lobos seguian a los rebaños de ovejas, manteniendo prudentemente la distancia que alcanzaba un tiro de piedra, por si alguna oveja se quedaba rezagada(...)


El artículo completo, escrito por Sugarlider lo podéis encontrar en Pax Celtibera

Para aquellos que quieran escuchar el romance que sirve de excusa para el artículo, lo podéis escuchar aquí.

4 comentarios:

madroño dijo...

Me ha encantado el romance. Hace uno o dos años, el canal de Isabel II editó un libro, sobre la "Sierra del agua", en el que hacía un recorrido por los pueblos de las distintas cuencas del norte de la comunidad de madrid. Es muy interesante, y además lo buzonearon gratis.

A ver si somos capaces de recuperar algunas tradiciones o al menos no dejar que se pierdan las que aún perduran.

Francisco O. Campillo dijo...

Siempre que oigo la palabra "lobo" me acuerdo de Félix Rodríguez de la Fuente, posiblemente el burgalés más universal del siglo XX.
Por cierto, lo sociedad entre TERRA CASTELLAE y ciertos celtíberos puede aportarnos jugosos frutos; éste, por ejemplo.

Rui dijo...

En Terra Castellae hay mucho celtíbero suelto jejeje...

Ójala fuésemos capaces de recuperar esas tradiciones que se nos van muriendo según mueren nuestros mayores.

Caelio dijo...

Eh! Se me ha escapado. No me he dado cuenta de esta entrada. Las prisas no son buenas consejeras.

Brillante Rui. Una vez me pareció entender que NMJ recogió el romance por la zona de Zamora, pero en este artículo de Pax Celtíbera queda demostrado que está muy extendida.