Salvemos Telemadrid......creemos TeleCastilla : TERRA CASTELLAE

viernes, 11 de mayo de 2007

Salvemos Telemadrid......creemos TeleCastilla


Una de las recientes polémicas que afectan a las distintas televisiones públicas, ha saltado a primera línea de actualidad con motivo de las elecciones locales del presente mes. Salvemos telemadrid, un nuevo partido político integrado por trabajadores de Telemadrid que pretenden denunciar la manipulación informativa que se vive en la emisora madrileña.

En un alarde de creatividad, he considerado que la frase merece una segunda parte digna…creemos TeleCastilla. Al hilo de la manida dualidad del ser humano, como animal político y tributario, me gustaría exponer muy brevemente algunos de los motivos que me llevan a considerar tal solución.

La principal ventaja de una única televisión pública castellana a nivel económico resulta evidente: el ahorro para las arcas públicas. No es necesario quintuplicar las infraestructuras tecnológicas, ni las adquisiciones de producciones ajenas para las distintas cadenas castellanas, reducción de personal para proporcionar el mismo servicio… Por otra parte, el gasto sería sufragado en común por las distintas comunidades, permitiendo que el dinero sobrante pudiese destinarse por ley a proyectos culturales, tecnológicos y científicos o de cualquier otro tipo.

Podríamos plantearnos algunos posibles inconvenientes…¿No se perderían puestos de trabajo? No necesariamente, los actuales empleados de las cadenas públicas pasarían a formar parte de la nueva cadena. Podría mantenerse un centro principal por cada comunidad autónoma, eliminando la duplicidad de funciones. Obviamente sería necesaria una reducción de personal que podría llevarse a cabo de manera paulatina. Incluso podría plantearse que con el dinero ahorrado se abriesen nuevos centros de formación relacionados con las comunicaciones, la imagen y el sonido y recolocar en los mismos a parte del personal. ¿Y la cercanía informativa? ¿y los programas locales? Al existir, centros territoriales podrían seguir produciéndose programas de orientación local, que se emitirían en desconexión en alguna de las cadenas públicas de la nueva emisora….comparándolo con toda una programación diferente para cada comunidad autónoma queda claro que el gasto sería aproximadamente cinco veces inferior.

El animal político vuelve a la carga….TeleCastilla pasaría a depender de los gobiernos de las cinco comunidades, con lo que la posibilidad de manipulación informativa se reduciría notablemente, e incluso podría pasar a depender de una organización pública supraautonómica no directamente dependiente de los gobiernos de turno.

Sólo he dado unas breves pinceladas, pero creo que TeleCastilla no sólo sería viable sino necesaria. Ojala, nuestros amados representantes considerasen este proyecto….pero, ¿estarían dispuestos a ceder su poder en bien de la eficiencia de los servicios públicos y la ciudadanía castellana?