Leyendas castellanas: Las brujas de Ves (II) : TERRA CASTELLAE

martes, 8 de abril de 2008

Leyendas castellanas: Las brujas de Ves (II)


Pincha aquí para leer la primera parte.


[...] escenario junto con las localidades mencionadas, de lúgubres sucesos, o así al menos, se lo contaban de niños a los viejos de la zona, que imaginamos, atendían a la historia con la imaginación sobreexcitada y sobrecogidos de temor...


Por que no eran una, ni dos, seis eran, seis, las brujas de Ves:

Tres en la Balsa
Dos en la Pared
Y la capitanilla
en Casas de Ves

(Popular. Recogido en Casas de Ves y Alcalá del Júcar)


¡Terrible vecindad! Agazapadas en el vecindario, entregadas en secreto a turbios manejos, en el Rincón de Ves se congregaban seis brujas esperando a entregarse a sus secretos y maléficos rituales.



Espantosa revelación el saberse tan cercano a dos vecinas malvadas en la pequeña aldea de La Pared; terrible conocimiento el saber de dos brujas en el pueblecito de la Balsa pero es que… ¡ay! No era menor el drama de Casas de Ves que pese a contar con menos brujas… ¡albergaba a la más terrible y depravada, la jefa de todas ellas!
No se contentaban las horrendas brujas con sus tejemanejes cotidianos, no. Un horror más se cernía sobre el Rincón de Ves: y es que, no contentas con las mezquindades del día a día, los martes y los sábados concurrían las seis brujas al collado del Colmenar en lo profundo de los montes que de La Manchuela discurren hacia el Valle de Ayora, ya en Valencia, donde celebraban en la siniestra oscuridad de la noche sus sórdidos rituales. El niño que tuviese la desgracia de nacer en esas noches lo haría tullido y deforme, gozaría de salud delicada y estaría condenado a una vida corta y plagada de desgracia e infelicidad.


Las luces borraron la oscuridad y la radio, la televisión e internet nos han traido a los ovnis, las nuevas brujas de la era de la comunicación que sustituyen a las antiguas viejas de malas intenciones.

No sabemos que base cierta pueda haber en la leyenda; el historiador alcalaeño Valiente Pelayo, que la recoge en su estudio sobre la localidad de Alcalá del Júcar como propia también de esta localidad limítrofe con el antiguo alfoz de Ves, no considera que la leyenda se circunscriba a esta zona estrictamente sino que se repite en otros lugares, cambiando los municipios aunque no los males atribuidos a las brujas (1).

Sabiendo que forma parte de una tradición más amplia, no solo comarcal, desconocemos el contexto en el que pudo surgir en la zona ¿un rumor, un cuento para asustar a los niños, la maledicencia fruto de la rivalidad vecinal o entre poblaciones…? Como en tantas otras leyendas, no necesariamente debe tener una base real.

Del dicho se conserva escasa memoria y ya tan solo pende del frágil hilo del recuerdo de los más ancianos; demasiadas luces, demasiados coches, demasiada actividad humana incluso al caer la noche que para los antepasados de nuestros abuelos era oscura, como la boca del lobo. Mal pueden conservarse en la actualidad dichos y leyendas lo cual no significa que no hagamos un esfuerzo por recuperarlos, que es como recuperar a una parte de nosotros mismos.

Os animo a que comenteis aquí, si los conoceis, dichos, romances, coplillas populares etc… parecidas a “Las Brujas de Ves” propias de vuestras localidades.


NOTAS

1- Valiente Pelayo, J.L. (2005) Alcalá del Júcar, Albacete.

Las imágenes que ilustran este artículo proceden de la web oficial del Ayuntamiento de Casas de Ves http://www.casasdeves.es/ (Arco de San Antón) y de http://www.wikipedia.es/ (El Aquelarre, obra de Goya)


Gumer