Tierra de pinares sin pinares : TERRA CASTELLAE

domingo, 20 de mayo de 2007

Tierra de pinares sin pinares




Acabo de volver de una visita a una zona de Huesca increíble. Hemos estado haciendo rafting por el río Gállego y ha sido algo espectacular. Un paraje precioso, todavía muy virgen y que se trata de defender y mejorar.

Ha sido llegar y mirar los nuevos comentarios del blog, cuándo veo que nuestro amigo Pablo Iglesias, había realizado una entrada en su blog con los hechos que están sucediendo en San Román de Hornija (Valladolid) que no se la puede llamar menos que espeluznante.

La voracidad de la Junta de Castilla y León no tiene fin en su afán de atacar todo árbol que quede en pie. Como siempre, no basta con toda la tierra agrícola abandonada (que no es poca) surgida a raíz de la acuciante despoblación de la región, y la industrialización del Siglo pasado: los políticos castellanos, constructores y demás calaña deben hacer sus jueguecitos en los pocos pinares que nos quedan.

Este es el caso de San Román de Hornija. Desde principios de década, la empresa ARTRASA SL se dedica a talar sistemáticamente el pinar del municipio (con el mayor de los desprecios ante una de las pocas herencias naturales que han quedado en la región). Su compromiso es regenerar las zonas arrasadas, pero tras varios años y más de 14 hectáreas arrasadas se está demostrando la falsedad de la promesa. Lo mejor del asunto es que la empresa prevee acabar con 70 hectáreas .... y la siempre amable Junta, que vela por el patrimonio natural Castellano, le permite talar hasta ¡100 hectáreas!


Resto del artículo aquí

En el siguiente vídeo vemos la primera parte del reportaje de los de CQC sobre el tema.



Parece ser que a los políticos que en estos momentos en la Junta de Castilla y León y en especial a su consejero de Medio Ambiente les importa bien poco lo que le suceda a su tierra mientras que ellos puedan ir sacando tajada.

Castilla tiene un patrimonio natural enorme que por su mismo valor debería ser protegido al máximo. Pero es que además todo ese patrimonio repercute directa e indirectamente en añadir riqueza a nuestra tierra. No dejemos que se destruya. Hagamos saber que no queremos más de esto.