Elecciones locales 2007 : TERRA CASTELLAE

lunes, 28 de mayo de 2007

Elecciones locales 2007


Echando un vistazo a las versiones digitales de los periódicos de tirada nacional, podemos comprobar, que como suele ser habitual después de unas elecciones, todos los partidos han logrado ganar. Para El País lo relevante es el cambio de gobierno en algunas comunidades, mientras que El Mundo destaca el número total de votos.

Si bien, estos resultados de empate técnico no permiten discernir claramente el vencedor, en el caso de Castilla sigue siendo claro quienes hemos perdido…los castellanos. La futura legislatura no nos va a prometer sino más de lo mismo, la alternancia de PP/PSOE, que permitirá seguir avanzando en el rumbo equivocado. Muchos castellanos, estarán contentos de que seguimos avanzando, sin preguntarse hacia dónde.

La respuesta es fácil, hacia la despoblación, el abandono rural, el envejecimiento en Castilla y León, hacia la privatización de todo lo privatizable, la especulación, el encarecimiento de la vivienda, el estancamiento cultural y tecnológico en Madrid y a una maravillosa mezcla de lo anterior en Castilla – La Mancha, Rioja y Cantabria.

¿Hasta cuando seguiremos así? Los castellanos seguimos dejando pasar oportunidades para la mejora de nuestra tierra, en pos de que nuestro equipo, perdón partido político, gane las elecciones generales, que aunque a muchos les sorprenda tienen un montante económico a nivel presupuestario inferior a las autonómicas y locales.

Cuatro años más perdidos nos esperan, puesto que no parece que ni PP ni PSOE vayan a cambiar lo más mínimo la situación actual de la ciudadanía castellana. Eso sí, podremos estar orgullosos de que nuestro equipo político de trueque haya ganado a su gran rival – entre la carroñera gaviota y la marchita rosa, vuestra merced escoja. Si, trueque es la denominación apropiada, puesto que es la pura realidad seguiremos cambiando arte castellano, por nada, agua del tajo por despoblación, dinero público por manipulación informativa, monte por urbanizaciones, suelos públicos por negocios privados…

3 comentarios:

Caelio dijo...

Estoy contigo, pero yo diferencio gaviotas de rosas. Con las rosas se pueden generar acuerdos, pactos que se abren a las ideas, a la participación y en definitiva, a la ilusión.

Las gaviotas sólo saben volar, comer y dormir. De vez en cuando ponen un huevo y huelen mal, muy mal.

saludos burgalés de pro.

Rui dijo...

Toma claro. Una rosa siempre es bonita incluso cuando está seca.

Pero me parece que la política del PSOE a nivel estatal y a niveles más locales, no nos está favoreciendo en absoluto.

Por poner un ejemplo. Tanto PSOE como PP pactaron para firmar el estatuto de Castilla y León. Este estatuto, dijeron, es un ejemplo para toda España. Así de majos somos. Mientras que en otras comunidades se defiende lo suyo, en la nuestra, como nos sobra, pues hablamos de la solidaridad entre regiones.

Pero bueno como tampoco quedamos muchos en la comunidad y cada vez son mas los que se van a otras regiones por que no hay trabajo, tampoco está mal que ayudemos a esas regiones. Dentro de poco habrá más castellanos fuera de Castilla que dentro. Por cierto que en Soria ya sucede que hay más sorianos en Barcelona que en Soria.

En fin...

Cientificoloco88 dijo...

Es lo que yo no termino de entender. En el tema de los estatutos el PP critico el catalán porque daba muchísimas ventajas a Cataluña frente al resto de comunidades autónomas. Aquí en vez de hacer un Estatuto que nos diera unas competencias parecidas lo que han hecho es hacer una modificación mínima. Otra vez que nos quedamos a la cola.
Caelio yo opino como tu. Mientras que la izquierda en general es más abierta a acuerdos entre otros partidos, la derecha (en este caso los peperos) parece que sólo son "buenos" ellos. Es algo así como los que sean de derechas pero que no sean del PP son de extrema derecha y los de la izquierda son unos rojos.
En fin. Así les va a los pobres. Mayoría simple en muchos ayuntamientos y en alguna que otra comunidad autónoma y es posible que les pierdan porque no son capaces de aceptar que hay otras ideologías igual de aceptables que las suyas. Así es normal que nadie quiera pactar con ellos. Pues nada. No nos perdemos nada, la verdad.